Caramelos, gominolas, chocolatinas… A los más pequeños de la casa les encantan las chucherías. Como ya sabes, a nivel dietético no son la mejor opción, puesto que suelen contener un elevadísimo índice de azúcares. ¿Y a nivel bucodental? ¿Cuáles son las consecuencias? En este post nos centramos en los efectos que puede generar comer chicle en los niños. Si quieres conocer todos los detalles, ¡sigue leyendo!

¿A qué edad pueden empezar los niños a masticar chicle?

En primer lugar, debes saber que los chicles pueden empezar a ser consumidos a partir de los 4 años, pues si se hace antes podría haber riesgo de atragantamiento, ya que a esas edades no tienen incorporado el proceso de mascar sin tragar. Además, es importante que antes de darle un chicle a tu hijo le enseñes cómo debe hacerlo y te asegures de que mastica y no se lo traga.

Caries

Una de las consecuencias principales de aquellos niños que mascan chicle en reiteradas ocasiones a lo largo de la semana es la proliferación de bacterias. Como adelantábamos al inicio del post, la mayoría de chicles contiene altos índices de azúcar; por lo que si no se realiza un buen cepillado, es probable que se tiendan a acumular esos azúcares en los dientes, produciéndose posteriormente caries.

Desgastes dentales

En línea con el punto anterior, mascar chicle frecuentemente puede derivar en desgastes dentales. ¿Por qué? Debido a los azúcares que contienen los chicles. De esta manera, el esmalte dental se vería afectado, pudiéndose producir problemas de sensibilidad.

Desprendimiento de empastes

En el caso de que el niño tenga empastes en alguna de sus muelas, otro de los efectos de mascar chicle será el desprendimiento de esas obturaciones. No obstante, es cierto que, si el empaste ha sido realizado con materiales de alta calidad, la probabilidad de que se separe del diente es mínima. En este sentido, en nuestra clínica dental en La Rioja solo trabajamos con materiales biocompatibles, seguros y estéticos.

Problemas mandibulares

Otra de las consecuencias de mascar chicle excesivamente son los problemas de mordida. Al hacer trabajar en exceso a los huesos maxilares (mandíbula y maxilar superior), se pueden producir patologías mandibulares, pudiendo llegar a producirse sobrecargas.

En cualquier caso, en Riojadental contamos con la Dra. Beatriz Gutiérrez, especialista en odontopediatría, quien se encargará de velar por la salud bucodental de los más pequeños de la casa, así como de proporcionaros las recomendaciones que necesitáis para cuidar de las sonrisas de vuestros hijos.

Para saber más información, te animamos a contactar con nosotros y acudir a nuestro centro. ¡En nuestra clínica dental de La Rioja estaremos encantados de poder ayudarte!

Recuerda que puedes participar a través de tu comentario y solicitar tu primera visita gratis.

¡Recibe un cordial saludo!

www.riojadental.com

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable:Centro Odontológico Riojano S.L.
Finalidad:Obtención de tu consentimiento para responder a las cuestiones que nos planteas a través de nuestro formulario de contacto.
Legitimación:Consentimiento del interesado.Ejecución del contrato de suscripción.Destinatarios:No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la Política de Privacidad.

Call Now Button